Cuidados vitales en
postcirugía cardíaca

Yérika Pérez, licenciada en Enfermería
Orlando Moreno, cirujano cardiovascular

Luego de este tipo de intervención, pacientes y familiares requieren de ayuda profesional para evolucionar juntos con calidad de vida.

La cirugía cardíaca es una práctica diaria en todo el mundo, la cual  ha experimentado un importante desarrollo en las últimas décadas. Las intervenciones poseen un mayor grado de complejidad y agresividad que incide en la condición postquirúrgica, comenzando por una minuciosa monitorización de múltiples parámetros fisiológicos en la Unidad de Terapia Intensiva. Saber que para mejorar la patología cardiovascular es imprescindible una intervención de esa índole nos enfrenta al diagnóstico y, por ende, a una decisión agobiante, pero más aún a los días posteriores cuando ya salen del ambiente médico para el hogar. Es vital planificar el tiempo posterior al acto quirúrgico.

Es una rutina seria para el cirujano cardiovascular quien debe estar acompañado durante la práctica médica de una enfermera  preparada para este nivel de atención, sobre todo para reconocer incluso el estado emocional del paciente. La indicación de esta cirugía no es siempre algo esperado.  “El diagnóstico de ser portador de una cardiopatía que  ha de ser tratada médica y quirúrgicamente es difícil de asumir e impacta sobremanera al grupo familiar, mucho más si el paciente es muy joven”, advierte Orlando Moreno, cirujano cardiovascular del Centro Médico Docente La Trinidad.

ENTENDER LAS EMOCIONES DEL PACIENTE

En casos pediátricos el impacto es tremendo porque lo usual es que sean padres jóvenes que no imaginan esa solución al caso; vienen de controles de embarazos normales y es posterior al parto que el niño es objeto del diagnóstico de una cardiopatía. Si se trata de un adolescente, la información se asume de otra forma, pues el paciente también sufre el miedo que no experimenta el niño y se suma al de su familia. Personas de mayor edad, en cambio, suelen aceptarlo de una mejor manera. “Cada grupo etario se enfoca no sólo desde el punto de vista médico-diagnóstico sino desde el espectro emocional individualizado”, describe Moreno. La comunicación médico paciente varía en cada caso. En el planteamiento personal toman muy en cuenta el estado anímico por ser una situación de salud comprometida.

El paciente cardiópata amerita un enfoque multidisciplinario en el cual intervienen los médicos responsables del diagnóstico, tratamiento quirúrgico y seguimiento del postoperatorio, acompañados de las enfermeras que participarán en la atención bien sea en consulta, hospitalización y tratamiento ambulatorio si se requiere.

Los cambios emocionales en el paciente luego de la cirugía cardiovascular son variados e intensos. Yérika Pérez, licenciada en Enfermería del CMDLT, explica que al despertar de la intervención y verse en una habitación extraña, ubicados en el área de Cuidados Intensivos, entran en somnolencia o tristeza a pesar de haber salido bien del trance quirúrgico. “En las consultas les explicamos bien que el  protocolo de atención implica permanecer alrededor de 3 días en esa área antes de trasladarlos a la habitación y posteriormente regresar a su hogar. A pesar de contar con esa orientación y salir bien de la cirugía es normal que se muestren ansiosos o tristes al estar separados de su familia, que no puede permanecer de forma constante en cubículos de Cuidados Intensivos”, señala Pérez.

CAMBIOS EN LA COTIDIANIDAD

Al recibir el alta médica es cuando se fortalece el respaldo de la enfermera. “En primera instancia la comunicación es conmigo por ser la enfermera que les recibió y mantenemos el contacto directo al estar en su hogar, en caso de alguna duda  o malestar sobre la cirugía podrá conversar directamente con el cirujano tratante  o cardiólogo”, dice Pérez.

La depresión postcirugía es frecuente al estar en casa porque están limitados en sus actividades. Las restricciones pueden ser, por ejemplo, no pasar mucho tiempo en la ducha pues tienen una herida quirúrgica o no lavarse el cabello debido a que ese traumatismo les dificulta los movimientos de los brazos. El sueño también se resiente porque a muchos no les resulta cómodo dormir boca arriba para no molestar la herida y cada quien tiene su posición favorita de conciliar el sueño. Las salidas a la calle significan cierta sensación de inseguridad en cuanto a que alguien puede tropezarles y lastimar la zona tratada o recibir un golpe. Son circunstancias que les llevan a encerrarse.

La actividad sexual es uno de los temas más cuestionados. La recomendación del especialista es no reactivarla sino hasta dentro de 8 semanas posteriores al acto quirúrgico. Todos los pacientes reciben información detallada sobre los cambios emocionales y físicos que acusarán durante la recuperación para evolucionar del estrés y las incomodidades. “Previo a la cirugía les suministramos tips para que se mantengan activos y entiendan la “normalidad” dentro de esa evolución. La consulta con el psiquiatra el válida si el paciente o sus familiares la requieren, pero el consejo constante es que traten de mantenerse activos durante el día para que ya cansados logren dormir bien”, advierte Pérez.

Para no llegar a situaciones severas de la enfermedad coronaria, la única fórmula es cuidar el corazón en la práctica diaria. La recomendación es tratar de dejar el vicio tabáquico, vigilar el problema del sobrepeso y procurar vencer el estrés para no pasar de enfermedades psicosomáticas a orgánicas. Una alimentación balanceada y un plan de ejercicios sostenible en el tiempo que incluya actividad aeróbica diaria como caminar, es de gran utilidad.

APRENDER SOBRE LOS CUIDADOS

El 3er. curso de Cuidados Postoperatorios en Cirugía Cardíaca será el viernes 19 de mayo en el Centro Médico Docente La Trinidad, organizado por el Servicio de Cirugía Cardiovascular y el Centro de Extensión del Conocimiento del CMDLT. Profesionales del sector salud, médicos residentes de cirugía cardiovascular, especialistas en el área de cirugía cardiovascular y cardiología, técnicos cardiopulmonares, personal de enfermería, perfusionistas y estudiantes de Medicina  son el público a quien va dirigida esta actividad.

Expondrán temas como cambios emocionales luego de la cirugía cardíaca, complicaciones frecuentes, manejo del paciente inmunocomprometido en cirugía, prevención y manejo de infecciones en los dispositivos intracardíacos, terapia de fluidos del paciente crítico, código azul, utilidad de la telemetría en hospitalización, manejo del paciente portador de COPD en su habitación, manejo del cardiópata pediátrico, tips en la reintervenciones cardíacas, precaución con el uso de la circulación extracorpórea, entre otros.

Los responsables de la docencia son los especialistas Wadalberto Rodríguez, Orlando Moreno, Martín Carballo, Heliodoro Rodríguez, Antonio Martinelli, Jennifer Manfredonio, Luis Carlos Morillo, Andreina Hurtado, Chadi Nasser y Albemir Ecuer.

Información e inscripciones por los teléfonos 0212.9496249/6449 y por el correo cec@cmdlt.edu.ve

Blanca García Bocaranda
CNP 620
garbo64@gmail.com